Next Euskadi

Sala de Prensa

25/12/2019

Aitor Esteban lamenta que el discurso de Felipe VI fuera “un intento de baño de autoestima” en lugar de “un baño de realidad”

En rueda de prensa para valorar el mensaje de Navidad del monarca español, Esteban ha criticado que no se nombrara Euskadi y que Catalunya se citara como una “precupación dentro de un largo listado”

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

NOTA: Desde este boletín podrás obtener las imágenes del acto en alta resolución.

Aitor Esteban, portavoz del Grupo Parlamentario Vasco EAJ-PNV, ha calificado hoy el discurso de Navidad del Rey Felipe VI como un “mero enunciado” o “descripción” de algunos problemas y ha añadido que de esta forma, el monarca “exhibió un Estado en crisis ante numerosos retos, un país con incapacidad de enfrentar sus realidades”. Por todo ello, Esteban ha lamentado “el intento de baño de autoestima” que se desprende de las 1.457 palabras (solo dos en euskera) que compusieron el discurso cuando, a su juicio, “habría sido más provechoso un baño de realidad”.

En rueda de prensa en Sabin Etxea, el portavoz jeltzale ha criticado que Felipe VI no nombrara, “una vez más”, a Euskadi y que mencionara Catalunya “como una preocupación, sin profundizar, dentro de un largo listado”. “No se dice que es un asunto en el que hay que buscar souciones, que la ley tendría que amoldarse, no, es una preocupación; punto”, ha asegurado.

En este sentido, Esteban ha denunciado que Felipe VI no se dirigiera a los millones de personas que en Euskadi, Catalunya, y también en Galicia “no se sienten identificados con el modelo que él ensalza” y ha criticado que también este año se hiciera una “loa a la Constitución”. “Se trata de meter la realidad con fórceps dentro de la Constitución cuando debería ser al contrario: la Constitución como fórmula de encaje de realidades”. Por ello, ha calificado el discurso de “fácil”, que “tapa la realidad”.

Por último, Esteban ha afirmado que “en esa imagen de España moderna e internacional que quiso dar” el Rey “algunas cosas que chirriaban” o “fallan”, como es el caso de los tribunales de justicia españoles, “corregidos una y otra vez por la justicia europea”. 

Next Euskadi