Sala de Prensa

25/12/2017

Aitor Esteban lamenta que Felipe VI obviase las realidades nacionales de Euskadi y Catalunya: “Fue el mismo discurso de siempre envuelto con celofán progresista”

El portavoz del Grupo Vasco en el Congreso considera que el Rey esquivó el mayor problema que tiene hoy España: la crisis del modelo de Estado

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

Nota: Desde este boletín podrás obtener las imágenes del acto en alta resolución.

Aitor Esteban, portavoz del Grupo Parlamentario Vasco EAJ-PNV, ha lamentado hoy que el Rey Felipe VI ignorase, en su mensaje de Navidad, las realidades nacionales exixtentes en el Estado. En rueda de prensa ofrecida esta mañana en Sabin Etxea, Esteban ha valorado en “sentido positivo” que Felipe VI nombrase asuntos hasta ahora obviados en sus intervenciones previas, como la violencia de género o la corrupción, si bien ha subrayado que a esta segunda cuestión le dedicase “40 palabras de las 1.425 que conformaban su discurso”. El portavoz jeltzale ha criticado que “el Rey no se sale de las manifestaciones genéricas de pluralidad y diversidad cuando el problema que existe en el Estado, que ha supuesto la mayor expresión de la crisis institucional en la que está sumido desde hace años, son las realidades nacionales de Euskadi y Catalunya. Básicamente ha sido el mismo discurso de siempre envuelto con celofán progresista”, ha señalado.

Esteban ha recordado que fue precisamente Felipe VI el que “dio el aldabonazo para la aplicación del artículo 155 de la Constitución” con un discurso televisado en el que, entre otras cosas, hablaba de “inaceptable intento de apropiación de las instituciones históricas de Catalunya”. Por eso ahora, dos meses después de aquellas palabras y habiéndose producido unas elecciones el pasado 21 de diciembre, el portavoz jeltzale ha preguntado “dónde está ahora ese inaceptable intento de apropiación cuando lo cierto es que la mayoría la conforman de nuevo aquellos partidos que estaban en las instituciones históricas de Catalunya”. Del mismo modo, Esteban ha considerado que el discurso de Felipe VI “sonó más a advertencia que a diálogo. A advertencia en el cumplimiento de la ley, pero sin mover una coma. Ese es el gran problema: si verdaderamente se resepeta la voluntad popular, en Catalunya y en Euskadi hay un número nada desdeñable de personas que sienten que son una nación diferenciada, y una vez más eso se ha obviado”.

Sigue con Nosotros
Next Euskadi
Aberri Eguna 2018