Next Euskadi

Sala de Prensa

06/12/2016

“Si la reforma constitucional aborda temas colaterales pero no los fundamentales, que son Euskadi y Catalunya, que no cuenten con el PNV”

Aitor Esteban y Jokin Bildarratz, portavoces jeltzales en el Congreso y en el Senado, recuerdan que una amplia mayoría de vascos y vascas no se siente identificada con una Constitución “que no reconoce a Euskadi como nación”

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

  • Aitor Esteban y Jokin Bildarratz en el día de la Constitución Española
    06/12/2016

    DESCARGAR ARCHIVO

VER TODAS LAS IMÁGENES  

“Podemos ser flexibles en los medios y en los acuerdos, pero somos firmes en nuestros principios. Y, como hemos dicho siempre, no nos sentimos identificados con esta Constitución. No vemos mal una reforma constitucional si se aborda con sentido común, pero si esa reforma va a ser para tocar algunos temas colaterales pero no los fundamentales, que son Catalunya y Euskadi, el problema nacional vasco y nuestra relación con el Estado, que no cuenten con nosotros. Seguiremos estando tan alejados de esa Constitución como lo estamos ahora”.

Aitor Esteban y Jokin Bildarratz, portavoces jeltzales en el Congreso de los Diputados y en el Senado, respectivamente, han comparecido hoy en Sabin Etxea ante los periodistas para trasladar a la opinión pública la posición de EAJ-PNV con respecto a la Constitución Española de 1978, que hoy cumple 38 años. “El PNV es un partido vasco que cree en la nación vasca. Somos el pueblo más antiguo de Europa. Un pueblo que está a los dos lados de una frontera estatal. Y somos un pueblo que quiere ser reconocido como nación. Es un sentimiento mayoritario entre los vascos y es un objetivo del PNV. En su momento, fue sobre todo por esta razón por la que no apoyamos la Constitución. Pedimos la abstención y solo el 30% del censo vasco la apoyó. Han pasado generaciones y el pacto estatutario al que sí que llegamos tras la aprobación de la Constitución ha sido transformado por leyes recentralizadoras. Una transformación reforzada por el Tribunal Constitucional, que se ha convertido en un cuarto poder, en una tercera cámara”, han denunciado Esteban y Bildarratz.

“¿Hay que modificar la Constitución Española?”, se han preguntado los portavoces jeltzales. “Desde luego, si hay que modificarla tendrá que ser, sobre todo, para abordar el problema territorial que no ha solucionado ni en Euskadi ni en Catalunya. Tendrá que ser para acometer esto y para hacerse eco de las realidades, porque de lo contrario no tendrá mucho sentido una reforma de la Constitución. Desde luego, que no cuenten con nosotros para una reforma que no aborde verdaderamente el problema nacional vasco. Nosotros creemos que se puede abordar una reforma constitucional pero también que existe la posibilidad de interpretar de forma más amplia la Disposición Adicional Primera, que habla del hecho foral y que podría ser un punto de partida, pero de una u otra forma el problema hay que abordarlo. Esa sigue siendo la posición del PNV. Lo era en 1978 y lo es hoy. Por el contrario, aquí muchos grupos políticos hablan de cambios constitucionales pero no tienen muy claro qué quieren cambiar. Esta hipotética reforma, antes de abordarla en un plano institucional, necesita de cocina previa: tantear, dialogar, ver las posibilidades y, si hay margen para el acuerdo, abrir entonces la dinámica institucional. Lo contrario, abrir una comisión sin que ni siquiera algunos partidos tengan definido qué y cómo quieren modificar, sería un brindis al sol. Mal iríamos. No vemos mal una reforma constitucional, pero con sentido común y con una cocina previa”.

Preguntado por los periodistas si la reunión que ayer mantuvieron en Madrid el ministro Montoro y el consejero Azpiazu va a facilitar un hipotético apoyo de EAJ-PNV a los Presupuestos Generales del Estado, Esteban ha invitado a los profesionales de los medios de comunicación a no sacar “conclusiones precipitadas. Algunos hablan hoy de deshielo, pero yo les diría que venimos de una era de glaciación con el PP. No se trata de una capita de hielo de dos centímetros la que se tiene que deshelar, es una capa que lleva milenios. Va a llevar su tiempo. La reunión entre Montoro y Azpiazu es positiva y es un gesto importante porque visibiliza una relación bilateral entre Euskadi y el Estado en esa materia, pero a partir de ahí lo único que tenemos son palabras… y nada más. ¿Que se va a crear un equipo permanente para hablar del Concierto Económico y del Cupo? Ojalá se confirme. Pero los recursos siguen ahí. Y respecto al Tren de Alta Velocidad, problema que algunos medios dan hoy por solucionado, todo lo que ha habido ha sido una propuesta del consejero Azpiazu a la que Montoro ha respondido con un ‘lo pensaré’ y un ‘lo valoraré’. Por tanto, no saquemos conclusiones precipitadas y pongamos las cosas en su justo término. De momento, estamos solo en las buenas palabras, pero para recuperar la confianza debe haber más que eso”.

Next Euskadi